¡Running y ciclismo una combinación perfecta!

Si bien sabemos que son dos deportes diferentes hoy te vamos a contar cuales son las ventajas de cada uno y como pueden complementarse siendo una pareja ideal para mejorar el rendimiento y prevenir lesiones.


Correr es una de las actividades más nobles, naturales y duras a las que se puede enfrentar el ser humano para desplazarse rápidamente, cuando uno corre no hay ningún artefacto que nos ayude a desplazarnos, no hay ruedas, remos, no hay ayuda aerodinámica ni sistemas mecánicos y junto con la natación son los deportes donde sólo te podés valer de vos mismo para desplazarte, con el agravante que correr produce más lesiones y ese es uno de los temas que abordaremos hoy.

En la última década aumentó la cantidad de personas que se motivan a correr y muchas de esas personas han logrado un nivel considerable que les permite sumar una cantidad importante de kilómetros con los beneficios y perjuicios que ello con


lleva.

Correr es una sucesión de saltos. Cuanto más fuerte corremos, más fuerte estamos saltando y cuanto más fuerte saltamos se acumula mayor energía cinética y más fuerte impactamos contra el piso. Si el peso del corredor es el ideal y la técnica de carrera formidable como en los atletas profesionales, ellos aprovechan esa energía cinética para acumular tensión que a través de la pliometría será utilizada en el próximo paso y así lo transforman en energía que les permite correr de manera económica y eficiente a ritmos increíbles y sin producir grandes lesiones. Como esto no suele ser lo más habitual, hoy nos centraremos en los corredores que no son profesionales.

Los que corremos sabemos que correr y dolor, o correr y lesión son casi sinónimos. En muchas ocasiones escuchamos la frase que dice “La mayor dificultad de correr un maratón no es correrlo sino prepararlo.” Son tantos los kilómetros que hay que sumar para poder correr un maratón que muchas veces los atletas quedan en el intento con algu


na lesión que aparece justo semanas antes finalizar la preparación. Una buena solución para poder completar y complementar tus entrenamientos sin lesiones es el ciclismo.

El ciclismo al igual que el atletismo son deportes cíclicos (siempre se repite el mismo gesto deportivo) Ambos deportes se desarrollan en el plano anatómico sagital con un eje transversal, eso quiere decir que la mayoría de las articulaciones hacen flexión y extensión. Como en ambos deportes las articulaciones trabajan repetidamente haciendo el mismo movimiento de flexión y extensión, podemos decir que los grupos musculares que trabajan son los mismos y de manera semejante, con la diferencia que el ciclismo es de bajo impacto sin producir lesiones y con la similitud que podes trabajar los distintos sistemas energéticos haciendo pasadas como lo hacías corriendo. También puede ayudar a relajar tus músculos después de los entrenamientos fuertes, darle un descanso a tus articulaciones y teniendo los implementos adecuados como es una bicicleta y un rodillo, hasta lo podes hacer sin salir de tu casa. Te permite sumar periodos más largos de entrenamiento sin riesgo de lesiones y sin la fatiga muscular excesiva que produce correr. E


l ciclismo puede ayudar al atleta en los esperados descansos activos o los regenerativos del atleta sin que se continúe sumando impacto y dolor en el cuerpo.

El ciclismo nos puede servir para los duros días de inverno ayudándonos a calentar un determinado tiempo en una bici fija antes de salir a correr a (que corredor no enfrentó ese primer kilómetro muerto de frío para no tener que llevar exceso de ropa los kilómetros restantes…), también te puede ayudar a continuar e incluso mejorar la preparación física en caso de una lesión que no te permita correr. Normalmente lo que te duele corriendo no te duele pedaleando.

Pero no todo es tan sencillo. El ciclismo se practica con una máquina, esa máquina llamada bicicleta tiene que estar ajustada al ciclista (de lo contrario, si puede ca


usar lesiones) y el entrenamiento debe estar guiado por un profesional. Son muchos los factores y parámetros a establecer para un correcto entrenamiento en ciclismo (Cadencia de pedaleo, resistencia, tipo de entrenamiento, frecuencia cardíaca, potencia, técnica arriba de la bicicleta entre otros...) El correcto ajuste de todas esas variables puede hacer que, si una lesión no te permite correr, arriba de la bicicleta puedas hacer un entrenamiento de igual o mayor calidad que corriendo hasta tanto puedas volver a correr.



Damian Pascual

Lic. Kinesiológo Fisiatra

Especialista en kinesiología del deporte. U. Favaloro

Especialista en Rehabilitación en Ortopedia y Traumatología. UBA



55 vistas
1280px-2018_Trek_logo_word_mark_wiki.jpg
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Google+ Icon
  • White YouTube Icon
  • White Instagram Icon
Director Técnico Ciclismo Reybaud  .  Claudio Reybaud  .  (+54) 011-40312299  .  Argentina - Buenos Aires
design by  estudio31